::::: Radiopolis en la web :::::

De lunes a viernes a las 16.00 en el 102.5 FM y a través de www.radio.uchile.cl, la periodistas Antonella Estévez y sus panelistas especializados se encargan de comentar la actualidad social y cultural, mostrando además lo más notable de la música popular facturada en Chile y en el resto del mundo. Entrevistas, cine y mucha información cada día en esta urbe de sonidos.

Thursday, November 15, 2007

Homenaje a un gran puente


Esta semana este espacio debería haber estado dedicado a la fiesta del cine. Pero para la familia audiovisual chilena esta celebración se vio enlutada por la partida de uno de los nuestros: Sergio Salinas.

Crítico, académico y gestor, más simple resulta definir a Sergio Salinas como un entusiasta cinéfilo, de esos que buscan todos los medios para contagiar a otros de su fascinación por el séptimo arte. En este afán fue implacable e independiente, lanzándose en una serie de proyectos que para el Chile de la época eran absolutamente descabellados.

En 1971 fue parte del equipo editorial de la revista especializada “Primer Plano”, en donde sus críticas comenzaron a dar cuenta de su obsesión por desarrollar en el lector una mirada más activa e informada de las obras que el cine propone.

Otro gran proyecto de su vida –y del que muchos le estamos tan agradecidos - fue la fundación en 1982, junto a Alex Doll, del Cine Arte Normandie. Durante 24 años fue parte del equipo de programación de este espacio que para varias generaciones fue el lugar de descubrimiento de un cine que no nos imaginábamos que existía. La sala del Normandie nos ha permitido experimentar en pantalla grande las películas más notables de la historia del cine y ponernos al día con los más grandes directores. Como tanta gente que conozco, y que no conozco, personalmente puedo fijar en el Normandie, mi primera cita con el cine. Una tarde, después del colegio, me sorprendió que un alemán llamado Wim Wenders, pudiera –a través de las imágenes en esa pantalla- hablarme de cosas tan mías de manera tan hermosa. Ese día, en Tarapacá 1181, me enamore del cine.

Es en la sala del Normandie, en sus sillones verdes que uno se encontraba con los folletos que con mucho esfuerzo el equipo del cine preparaba para nosotros, los espectadores. En esos folletos, Sergio Salinas nos explicaba porque vale la pena detenerse en tal o cual director, y argumentaba de manera eficiente y didáctica porque
este film o este otro son considerados joyas del cine y las razones de porque la construcción de aquella película, la han dejado marcada en nuestra memoria.

La familia del cine chileno esta de luto, perdimos a uno de los nuestros. A uno de esos puentes firmes y bien cimentados que nos permiten caminar desde nuestra ignorancia hacia la apreciación real del arte del cine.

En un momento en que la cinematografía nacional goza de buena salud, y que la producción local es cada vez más firme hacen falta, como nunca, estos puentes. Puentes que guían al espectador y que dialogan con los creadores. Sergio Salinas nos hará falta. Ya lo extrañamos.

2 Comments:

At 12:26 PM, Blogger Jose Becerra S. said...

A mi me encanta ir al Normandie.
En mi epoca de estudiante iba todos los meses a retirar la programacion para prepararme para las peliculas que vería.

Ahora por razones de tiempo ya no voy como quisiera.

Lamentable perdida, pero importante legado que hay que hay que cuidar.

 
At 9:29 AM, Blogger mauro said...

Hablar del Normandie es hablar de esa parte importante de nuestro yo mas intimo el de las percepciones, como asimismo de descubrir la pasion por el buen cine, ese reflexivo y entretenido que ha marcado parte de nuetra existencia.
Corria el año 1984 y un amigo me invito a ver la pelicula de F.F.Coppolla "Rumble Fish" traducida como La "ley de la calle" ese dia fue el antes y el despues de adentrarme en el cine inmortal y eterno. Gracias Sergio Salinas por ayudarme indirectamente a pavimentar ese camino,mi camino...

 

Post a Comment

<< Home